Léa Seydoux y Vincent Cassel, actores en Beauty and the Beast de Christophe Gans

Las estrellas Francesas Léa Seydoux y Vincent Cassel interpretan los papeles principales en en el cuento clásico de Grabielle-Suzanne de Villenueve en Beauty and the Beast (La bella y la bestia) de Christophe Gans (ver articulo aquí), disponible en Video on Demand en el catálogo de Walk This Way desde el jueves 30 de abril en Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia.

Estos son algunos extractos de la video-entrevista realizada en el Festival de Cine de Berlín 2014, donde la película fue proyectada fuera de competición:

¿Te gustan los cuentos de hadas?
Léa Seydoux: Cuando era niña, los cuentos de hadas me influyeron y me conmovieron profundamente; con ellos me transportaba a otro mundo. Me encantaba perderme en ellos.

¿Q recuerdas acerca de La bella y la bestia?
Vincent Cassel: Como todo el mundo, tenía mayormente una imagen de la película en blanco y negro, como en la versión de Cocteau.
Léa Seydoux: Tengo un recuerdo bastante fuerte de La bella y la bestia, porque he visto la película como 350 veces; me la sé de memoria. Incluso hoy en día, es una de mis películas favoritas. En cierto sentido, la película vive en mi.

¿Por qué tal fascinación?
Léa Seydoux: Es la historia de una joven que abandona su hogar familiar para descubrir el amor y enfrentarse a sus temores. Pienso, que con eso, muchas niñas pueden identificarse.

¿Cómo se transforma uno en este legendario personaje?
Léa Seydoux: Tengo una conexión muy natural con este personaje. Era y me he convertido en el personaje. El solo acto de ponerme este vestido, de estar aquí, en este escenario, me sumerge de inmediato en este universo, de una manera mágica.

¿Qué es lo que te gusta de la moral que subyace en esta historia?
Vincent Cassel: Lo que me parece particularmente interesante es la tragedia masculina, este hombre que lo pierde todo a causa de su vanidad y luego se deprime totalmente en su autocompasión solitaria, consumido por la culpa y el remordimiento hasta que empieza a odiarse a sí mismo hasta llegar a ser una terrible bestia. Está paralizado por esta idea que tiene de sí mismo. Tanto es así que cuando llega a encontrarse nuevamente con una mujer y empieza a sentir algo por ella, él piensa que la única manera de retenerla es controlándola, comprándola y aprisionándola. Me parece que eso es muy masculino. Es una metáfora del carácter humano.

A menudo se dice que el vestuario crea los personajes ..
Léa Seydoux: Los trajes son extremadamente importantes, revelan mucho acerca de la película y su historia. Por ejemplo, en un principio, el vestido es blanco y trae a la mente la juventud y la inocencia de Bella, después se transforma en color rojo evocando el sentimiento de amor, y finalmente usa el vestido de color rosa que simboliza la comodidad maternal.

La película es bastamente mágica, a pesar de que su rodaje lo fue bastante menos, ya que lo hicieron contra pantallas verdes y azules. ¿No ha sido esto una paradoja?
Léa Seydoux: El rodaje fue un poco menos atractivo que el resultado final. Tuve que adaptarme a la técnica, que fue el factor determinante. Al mismo tiempo, sin embargo, era bastante divertido tener que encontrar una nueva forma de actuar.
Vincent Cassel: Sin embargo, también había algunos escenarios reales: el comedor con su gran chimenea, la habitación con su pozo mágico... Pero en realidad no era un problema: puedes rodar una escena casi en cualquier lugar, y no necesitas un escenario para actuar. 

¿Cómo ve al personaje de la Bestia?
Léa Seydoux: En realidad, la Bestia no me asustó mucho, porque no tenía una cara, solo una cruz verde en su lugar. Tuve que hacer un gran esfuerzo para imaginarme que se trataba de una bestia, atemorizante y monstruoso... 

Has podido ver la película después de que los efectos especiales estuvieran finalizados. ¿Fue una agradable sorpresa?
Vincent Cassel: Estoy bastante familiarizado con este mundo, tenía una idea bastante buena de cómo iba a ser. Pero tengo que decir que cuando llegué a ver el producto final, con la hierba, los copos de nieve, la lluvia... Todas esas cosas que uno no considera necesarias… Es sorprendente, magnífica, fantástica y extravagante. Me atrevería a ir tan lejos como para decir que ésta fue una de las razones por las que la hice: es una película que tiene el potencial de hacerse muy popular, en este momento en Francia y en la cinematografía francesa, lo que puede beneficiarnos a todos nosotros.

 

  

 

miércoles, 6 de mayo de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube