Entrevista: Ferzan Ozpetek, director de Allacciate le cinture

Una pasión abrumadora y prohibida. Los años que pasan, la enfermedad y los equilibrios que se rompen. Con su décimo largometraje, Allacciate le cinture (Fasten your seatbelts), Ferzan Ozpetek retoma sus temas más cercanos: el amor, la amistad y la manera con la que se reacciona a lo inesperado. La película, que forma parte de la colección Historias de amor inesperadas, estará disponible a través de VoD desde el 27 de junio.

Entrevista: 

Empezando por el título, ¿por qué Allacciate le cinture (“Abróchense los cinturones”)?
Ferzan Ozpetek: El título se refiere al hecho de que en la vida, antes o después, pasas por turbulencias, como en un avión. Un momento importante en el que es importante ponerse el cinturón de seguridad. Aquí narro la historia de una pareja (Elena, interpretada por Kasia Smutniak y Antonio, interpretado por Francesco Arca) que tendrá que afrontar varias pruebas decisivas durante trece años. Pero esta película habla sobre todo del tiempo, de la amistad y de la enfermedad a través de una gran historia de amor. Ahora que tengo 55 años, sé que lo que tengo es el amor, la amistad y la solidaridad entre personas.

¿En qué te has inspirado para hacer esta película?
En una pareja de amigos. Una noche, hace más o menos seis años, hice una cena para una amiga mía que no se encontraba bien y había cambiado mucho físicamente. Le pregunté, posiblemente de manera poco delicada, si seguía durmiendo con su marido. Y ella me dijo: “¡No sólo eso, sino que además me sigue deseando! A los hombres no les da asco nada”. Esta frase me hizo reír pero también me emocionó. He notado el amor que había entre ellos, a pesar de los problemas y los cambios.

La película no se ahorra detalles, incluso bastante gráficos, sobre la enfermedad: la quimioterapia, la pérdida del cabello, el sexo en el hospital…
Siempre se tiene miedo a hablar de la enfermedad. Hoy en el cine la gente busca risas, pero en esta película hay risas y lágrimas, hay emociones. Al principio la historia parece ligera, pero trece años después las cosas son distintas. Todos los personajes sufren cambios importantes y sus certidumbres no lo son tanto. Sobre la escena de sexo en el hospital, los asesores a quienes hemos leído el guion nos han confirmado que es así: en el 90% de los casos, los enfermeros dejan solos al marido y la mujer un rato y ellos hacen el amor, o lo intentan. Pero no es difícil encontrar un hueco para la risa en el dolor. Mi amiga me contaba que, mientras viajaba por el mundo, su único pensamiento era su peluca, así que hemos concebido el personaje excéntrico de la peluquera interpretada por Luisa Ranieri. 

Más acerca de Allacciate le cinture:

sábado, 25 de junio de 2016, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube