Malmö, El puerto de la esperanza para 30 mil supervivientes de campos de concentración

Aunque el filme Son of Saul de László Nemes, que sigue la misión de un prisionero judío del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, causó revuelo y recibió el Gran Premio en el Festival de Cannes 2015, la Segunda Guerra Mundial aún sigue revelándonos sus últimos secretos.

En Harbour of Hope(2011), el director sueco Magnus Gertten aborda un acontecimiento poco conocido: en la primavera de 1945, 30 mil supervivientes de un campo de concentración, con la ayuda de la Cruz Roja sueca, desembarcaron en el silencioso puerto de Malmö en Suecia, un país que había permanecido neutral y al margen de la guerra.

El enfoque del director para retratar este hecho histórico que cambió las vidas de miles de personas, involucró el uso de muchas películas e imágenes de archivo, así como comentarios de tres de los sobrevivientes que llegaron a Malmö:

Irene Krausz-Fainman llegó a los ocho años de edad junto a su madre. “Mi madre me ocultó la realidad del campo de concentración, y siempre ha evitado contarme lo que ocurrió durante la guerra”, explica Irene, quien desde entonces ha vivido en Sudáfrica.

Ewa Kabacinska Jansson, nacida en el campo de concentración de Ravensbrück, llegó a Malmö siendo bebé en brazos de su madre y ahora vive en Ystad, Suecia. Ewa ha pasado toda su vida intentando descubrir la identidad de su padre.

Joe Rozenberg arribó a Malmö siendo adolescente y habiendo perdido a casi toda su familia en los campos de concentración. Su llegada a Suecia marcaría el comienzo de su nueva vida, a través de la amistad que forjó con una voluntaria sueca de la Cruz Roja,

Stig Kinnhagen. Actualmente, Joe vive en Minneapolis, Estados Unidos, en donde cuida a su esposa, a quien conoció en Suecia, siendo ella misma también superviviente del horror.

En Harbour of Hope, conversan sobre los campos, sus recuerdos de niñez y su llegada al puerto de Malmö, símbolo de la libertad recuperada, sobre aprender a vivir otra vez una vida normal y sobre la esperanza de un futuro más pacífico. Un refugio de paz donde comenzar una vida nueva, lejos de su tierra natal en Europa central.

“Harbour of Hope es la película que mi padre Gustaf siempre quiso que yo dirigiese”, explica el director. “A sus quince años, él vio la llegada de los botes al puerto de Malmö, trayendo a bordo a los supervivientes de los campos de concentración. Esta experiencia cambió su vida, al igual que la de muchos otros habitantes de Malmö”.

Después de su estreno internacional en el Festival de Cine Documental de Tesalónica 2011 en Grecia, Harbour of Hope ha viajado alrededor del mundo. En el curso de estos viajes, el director descubrió las historias de los demás supervivientes que aún no han sido documentadas. Estos recuerdos se han reunido en el último documental del director, Every Face Has a Name, lanzado en Suecia en abril de 2015.

Harbour of Hope, que ha sido incluida en la colección Documentales del Mundo de Walk this Way, está disponible desde el 15 de mayo en España, Dinamarca, Gran Bretaña, Bélgica y Turquía.

 

martes, 23 de junio de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube