Vanishing Waves: un mar de amor

Las películas de género de países con poco volumen de producción son una auténtica rareza y el sector a veces las acoge con una mezcla de desprecio y desconcierto. Aunque se mueve en terrenos muy alejados de las grandes producciones de Hollywood, la lituana Vanishing Waves (titulo original: Aurora) de Kristina Buožytė, es una película de ciencia ficción inteligente con una dosis sustancial y mucho más terrenal de historia de amor y pasión. Su presentación tuvo lugar en la competición East of the West del Festival de Karlovy Vary 2012, donde se hizo con una mención especial.

Lukas (Marius Jampolskis) es un científico que trabaja en un experimento a través del cual entra en la mente de un desconocido en coma. Al principio, Lukas sólo consigue apreciar un amasijo de sonidos e imágenes, pero al cabo de un tiempo empieza a discernir la figura de una mujer desconocida (Jurga Jutaite). Cada vez que se conecta con la mente del hombre descubre cosas nuevas sobre la mujer, llegando a enamorarse de alguien (o algo) que puede no ser más que la creación de su imaginación o de la del paciente. Esta relación irreal afectará a su vida cotidiana. Cuando su vida se desmorona, intentará descubrir quién es el hombre en coma y hasta qué punto es real la mujer de los sueños.

Vanishing Waves se inspira en multitud de películas de ciencia ficción de Europa del Este, repletas de fríos edificios y paisajes impresionistas. A menudo, produce un efecto llamativo, sobre todo gracias al brillante contraste entre el mundo real y los nuevos territorios que explora Lukas. Los protagonistas hacen un estupendo trabajo, dando al conjunto una dimensión humana a través de sus interpretaciones tan sutiles como poderosas y la atmósfera única y especial de la cinta.

Vanishing Waves se ha hecho poco a poco con una estupenda reputación dentro del sector, acumulando premios (Méliès de Oro a la mejor película fantástica europea de 2012, premio del jurado del Festival de Cine Fantástico de Neuchatel y del Festival de Palic…) y demostrando que su potencial no se limita al público del cine de género. La película estará online desde el 15 de julio, en Video on Demand, en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Turquía. La cinta forma parte de la colección Historias de amor inesperadas de Walk this Way.

viernes, 24 de julio de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube