15 thrillers que te mantendrán bajo tensión de principio a fin

Men on the Edge” sale a la luz después de la primera colección “Walking This Way”. Esta nos deleita con películas como Manos armadas, de Pierre Jolivet, Dos hombres en la ciudad, de Rachid Bouchareb, París cuenta atrás de Edgar Marie, Asesino en el tiempo, de Germinal Alvarez, Lose your head (lit. Pierde la cabeza), de Stefan Westerwelle y Patrick Schuckmann. Repasemos ahora los 15 thrillers que te mantendrán bajo tensión de principio a fin.

Seven, de David Fincher (1995) – EUA

Siete días antes de su jubilación, el detective Somerset consigue atrapar a John Doe, el cual ha asesinado a siete personas, una por cada uno de los siete pecados capitales. Además de un gran éxito en taquilla, Seven supone la consagración internacional del director David Fincher (The Game, El club de la lucha, La red social…).

Psicosis, de Alfred Hitchcock (1960) – EUA

Marion Crane decide dejarlo todo cuando su jefe le encarga ingresar 40.000$ en el banco. Huye con el dinero, presa de un sentimiento contradictorio entre el pánico y  la emoción. En su fuga, decide pasar la noche en un motel regentado por un tímido joven llamado Norman Bates. Aunque se quedó a las puertas de ganar el Oscar, Psicosis es una excelente película de terror y una de las más estudiadas en las escuelas de cine.

Oldboy, de Park Chan-Wook (2003) – Corea del Sur

Adaptación libre del manga japonés homónimo, Oldboy cuenta la historia de un hombre de negocios que es secuestrado y confinado en una celda durante 15 años, sin razón aparente, hasta que una noche es liberado. El prisionero intentará entender lo que pasó y buscará venganza…aunque esta puede volverse en su contra. Oldboy participó en el festival de Cannes en 2004 y ganó el Gran Premio del jurado.

Following, de Christopher Nolan (1998) – Gran Bretaña

En el primer largometraje de Christopher Nolan (Memento, El truco final, Origen, Interstellar...), Bill, un joven escritor sin trabajo, se dedica a seguir a desconocidos por las calles de Londres en busca de inspiración. Uno de estos desconocidos, que resulta ser un ladrón psicópata, lo acaba involucrando en sus crímenes.

M, de Fritz Lang (1931) – Alemania

M nos sitúa en la ciudad de Berlín, cuyos habitantes están sumidos en el terror y la histeria por culpa de un asesino de niños. La policía y los criminales de los bajos fondos siguen su pista… Esta pionera obra maestra puede interpretarse como una impresionante metáfora de la crisis alemana de principios de los años 30.

Los hombres que no amaban a las mujeres, de Niels Arden Oplev (2009) – Suecia, Dinamarca, Noruega, Alemania

Adaptación de la famosa trilogía sueca, Los hombres que no amaban a las mujeres se centra en Mikael Blomkvist, un periodista que investiga el caso de una mujer que lleva 40 años desaparecida. Una joven hacker, Lisbeth Salander, lo ayuda en su investigación. Galardonado con el BAFTA a mejor película de habla no inglesa, el primer tomo de la trilogía también ha sido adaptado recientemente por David Fincher.

El nombre de la rosa, de Jean-Jacques Annaud (1986) – Francia, Italia, Alemania

Este thriller medieval, cuidadosamente rodado y galardonado en los premios César y BAFTA, es la adaptación de la novela epónima de Umberto Eco. En la película, Sean Connery es William de Baskerville, un monje franciscano encargado de la investigación de la desaparición de monjes de una abadía benedictina.

Drive, de Nicolas Winding Refn (2011) – EUA

El protagonista (Ryan Gosling) es un conductor de primera; mecánico durante el día y especialista en huidas peligrosas por la noche. Un día, uno de sus robos sale mal y se encuentra en medio de una peligrosa persecución en la carretera. Este thriller fue una de las grandes sorpresas en Cannes 2011.

El silencio de los corderos, de Jonathan Demme (1991) – EUA

Un joven agente del FBI está a cargo del interrogatorio del  caníbal psicópata Hannibal Lecter, en relación al asesino en serie “Buffalo Bill”. Una mezcla entre fascinación y repulsión se gesta entre ambos personajes. El silencio de los corderos ganó cinco Oscar en 1992, incluyendo el de mejor película y mejor director.

Marshland, de Alberto Rodríguez (2014) – España

Dos detectives con métodos e ideologías muy distintos dirigen la investigación del asesinato de dos adolescentes en el sur de España en la década de los 80. Este thriller español fue el gran ganador en los Goya 2015.

La ola, de Dennis Gansel (2008) – Alemania

Como parte de un experimento de clase, un profesor demuestra como el modelo totalitarista del fascismo puede llegar a ser atrayente. Sin embargo, las consecuencias serán terribles. Basado en una historia real, La ola también fue adaptada a novela juvenil.

Tesis, de Alejandro Amenábar (1996) – España

Mientras trabaja en su tesis sobre la violencia audiovisual, Ángela descubre una película snuff, donde se muestran muertes reales. La protagonista comienza una investigación a raíz del asesinato de una joven que había estudiado en su misma facultad. El primer largometraje de Alejandro Amenábar (Los otros, Regresión…) fue descubierta en el festival de Berlín y aclamada en los Goya.

El jardinero fiel, de Fernando Meirelles (2005) – Gran Bretaña

En una parte remota del norte de Kenia, un viudo (Ralph Fiennes) está decido a descubrir la verdad sobre el asesinato de su mujer, así como la relación que esta tenía con grandes empresas corruptas. Esta adaptación cinematográfica de la novela de John le Carré, El jardinero fiel, es el primer largometraje americano del director Fernando Meirelles (Ciudad de Dios).

Desaparecida, de Georges Sluizer (1988) – Países Bajos, Francia

Rex y Saskia se detienen en un área de descanso de la autopista. Al cabo de unos minutos, Rex se da cuenta de que su mujer ha desaparecido. Después de tres años de infructuosa búsqueda, recibe una extraña postal cuyo autor dice saber la verdad sobre su desaparición.

Funny Games, de Michael Haneke (1997) – Austria

En este thriller, una familia decide pasar sus vacaciones en una tranquila casa de campo junto a un lago. Una tarde, dos jóvenes los visitan de forma inesperada y, mediante excusas inverosímiles, consiguen entrar en su casa. De esta forma secuestran a la familia en su propio hogar y les hacen vivir un auténtico infierno. Funny Games está dirigida por el prestigioso director Michael Haneke, quien fue galardonado con dos palmas de oro por La cinta blanca y Amor. Existe también un remake americano de la película.

lunes, 21 de diciembre de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube