15 documentales europeos que no te deberías perder

La colección Documentales del mundo de Walk this Way, que incluye Mama Africa de Mika Kaurismäki, The Domino Effect de Elwira Niewiera y Piotr Rosolowski, My Way to Olympia de Niko von Glasow, Sofia’s Last Ambulance de Ilian Metev, Harbour of Hope de Magnus Gertten y Red Forest Hotel de Mika Koskinen, se  estrenó  en Video on Demand el 15 de mayo.  Echemos  ahora un ojo a quince de los mejores documentales europeos que no deberías perderte.

Lumière! The cinematograph 1895-1905, de los hermanos Lumière, editada por el Instituto Lumière (2015) - Francia


Con motivo del 120º aniversario del nacimiento de la cinematografía, el Instituto Lumière en Lyon ha reunido y restaurado cien de las primeras películas de la historia en un solo documental. El resultado final, que salió a la luz en el Festival de Cannes de este año, ha sido presentado y editado principalmente por Thierry Frémaux, director del instituto y del propio festival.

Sugar Man, de Malik Bendjelloul (2012) – Suecia, Reino Unido, Finlandia


Esta película, que recibió el Oscar al mejor documental en 2013, se centra en la búsqueda de Sixto Rodríguez (Sugar Man), un cantante estadounidense que comenzó su carrera en la década de los setenta. Olvidado en su propio país, Rodríguez es, sin saberlo, una estrella en la otra punta del mundo: en Sudáfrica, donde es un símbolo de la lucha contra el apartheid.

Night and Fog, de Alain Resnais (1955) - Francia


A petición de la Comisión de Historia de la Segunda Guerra Mundial, para conmemorar el décimo aniversario de la liberación de los campos de concentración, el director francés Alain Resnais visitó siete campos de muerte, entre ellos el de Auschwitz, y, con la ayuda de documentos de archivo, siguió los pasos de los deportados a lo largo de su larga y terrible experiencia.

The Salt of the Earth, de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado (2014) – Brasil, Francia


El célebre director alemán sale en busca del gran fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, quien durante décadas ha deambulado por el mundo y ha presenciando importantes acontecimientos de la historia reciente. Este documental se proyectó en el festival de Cannes de 2014, donde recibió el premio Un Certain Regard.

Man With a Movie Camera, de Dziga Vertov (1929) – Unión Soviética


“El hombre con la cámara de cine” deambula por la ciudad de Odessa con ella al hombro, captando el ritmo de la ciudad y las vidas de las personas con las que se cruza.  Está película muda alcanzó la fama a causa de su enfoque fragmentado, su introspección, sus técnicas cinematográficas y su música.

Lessons of Darkness, de Werner Herzog (1992) – Gran Bretaña, Alemania, Francia


El director alemán Werner Herzog muestra, con imágenes surrealistas, la devastación provocada por los pozos de petróleo en llamas tras el fin de la guerra del Golfo.

On the Way to School, de Pascal Plisson (2013) – Francia, China, Sudáfrica, Brasil, Colombia


On the Way to School acompaña a cuatro niños de distintos lugares del mundo que comparten un fuerte deseo por aprender. La película, que tiene una fotografía deslumbrante, obtuvo el premio César al mejor documental.

Sunless, de Chris Marker (1982) - Francia


Chris Marker pone un espejo frente a varios países, especialmente Guinea-Bisáu y Japón, en este collage lírico bajo la forma de ensayo cinematográfico. Sunless recibió una Mención de Honor en la   Berlinale de 1983.

5 Broken Cameras, de Emad Burnat y Guy Davidi (2011) - Israel, Palestina, Francia


Emad Burnat cuenta lo que ocurrió en su aldea en Cisjordania cuando Israel levantó un muro divisorio, desalojando así a 1.700 de sus habitantes para “proteger” el asentamiento israelí de Modi’in Illit. 5 Broken Cameras obtuvo el premio al mejor director de documental en el festival de Sundance.

Darwin’s Nightmare, de Hubert Sauper (2004) – Austria, Bélgica, Francia, Alemania


El director investiga las consecuencias de la llegada de la perca del Nilo, que aniquiló numerosas especies de peces al ser introducida en el lago Victoria en la década de los sesenta. La película toca distintos temas: las exportaciones, la industrialización, la urbanización, la violencia, el tráfico de armas. Darwin’s Nightmare ganó el premio César al mejor primer largometraje.

Shoah, de Claude Lanzmann (1985) – Reino Unido, Francia


Este documental de 566 minutos de duración revive, mediante entrevistas con testigos e imágenes de archivo del holocausto, la terrible experiencia de los judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue realizado a lo largo de doce años y rodado en catorce países.

Citizenfour, de Laura Poitras (2014) – Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos


Laura Poitras presenta un retrato histórico e íntimo de Edward Snowden, el hombre responsable de la divulgación de documentos secretos de la Agencia Nacional de Seguridad del gobierno de los Estados Unidos. Citizenfour obtuvo el premio al mejor documental tanto en los premios Oscar de 2015 como en los BAFTA.

Man On Wire, de James Marsh (2008) – Gran Bretaña, Estados Unidos


El hombre sobre el cable es Philippe Petit, quien en 1974 tuvo la audacia de tender un cable entre las dos torres del World Trade Centre para presentar una actuación que fue descrita como “el crimen artístico del siglo”. La película obtuvo el premio Oscar al mejor documental en 2009.

The Act of Killing, de Joshua Oppenheimer (2012) – Dinamarca, Noruega, Gran Bretaña


Joshua Oppenheimer viaja a Indonesia 45 años después del genocidio que terminó con la vida de casi un millón de opositores políticos y descubre que los supervivientes están demasiado asustados para contar su historia, mientras que sus torturadores, protegidos por un gobierno corrupto, hablan abiertamente y están incluso dispuestos a reconstruir con orgullo sus crímenes. The Act of Killing recibió el premio al mejor documental en los European Film Awards de 2013.

Waltz with Bashir, de Ari Folman (2008) – Alemania, Israel, Francia


Esta autobiografía animada reconstruye los recuerdos del director y sus compañeros en la época en que éste era un joven soldado durante la guerra del Líbano a comienzos de los años ochenta. Waltz With Bashir fue seleccionada para competir en el 61º festival de Cannes y obtuvo el premio César a la mejor película extranjera.

martes, 15 de diciembre de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube