Grietas en el asfalto , un cautivador drama criminal

El director kurdo-austríaco Umut Dag llega el 4 de abril a plataformas de video bajo demanda (colección Men on the Edge) con su segundo largometraje después de Kuma. Grietas en el asfalto, es un crudo drama criminal cuyo fuerte y frío retrato de Viena se ve salpicado por el humor negro que surge de los ingenuos objetivos vitales de sus criminales adolescentes. Pero que no haya equivocaciones: el barrio no es un lugar para reírse y bromear, sino uno para vivir o morir.

Tras haber servido diez años en la cárcel por cargos de homicidio involuntario y posesión de drogas, un ex convicto vuelve a su pueblo de origen, para intentar encontrar el camino de vuelta a las vidas de sus seres queridos, crear la apariencia de tener una vida normal y vigilar a su hijo de 15 años, que nunca conoció a su padre. 

El círculo vicioso de la vida en el barrio es lo que reside en el corazón del guion de Umut Dag, con el adolescente Mikail (elocuentemente interpretado por Alechan Tagaev) siguiendo aparentemente los pasos de su desaparecido padre.

Cuando reconoce el patrón, Ertan (Murathan Muslu) se infiltra discretamente en la vida de su hijo, planeando no revelar su identidad a Mikail. Pero a medida que el chico va siendo atrapado por los imparables tentáculos de los bajos fondos, Ertan tendrá que decidir salir a la superficie, poniendo así en marcha la maquinaria dramática de la película.

Gracias principalmente a la taciturna mirada y la expresiva cara de Muslu –un agradable contrapunto a su masiva y muscular constitución– la conmovedora y hasta esotérica interpretación del protagonista eleva generosamente la película de Dag al territorio de la tragedia griega, convirtiendo los formalistas puntos argumentales del guion en un memorable cuento de perdón y aceptación en un mundo terrible y solitario.

Para conocer más acerca de Grietas en el asfalto, descubierta en el Festival de Berlín 2012:

viernes, 1 de abril de 2016, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube