La vida en una pecera : un complejo retrato de un Reykjavik en cambio constante

El galardonado drama La vida en una pecera (Vonarstræti) del director islandés Baldvin Zophoníasson explora la historia de una familia de Reykjavik sacudida por la tragedia. Es una combinación de los destinos de sus tres protagonistas que se encuentran a sí mismos inextricablemente unidos por momentos clave que afectarán al resto de sus vidas. Estará disponible a partir del 28 de noviembre como parte de nuestra colección Award Winning Dramas.

Las vidas de los tres personajes principales no seguirán el mismo camino. Eik (Hera Hilmarsdottir) está criando sola a su hija de ocho años. Por el día trabaja como niñera, y por la noche vende su cuerpo para satisfacer las necesidades de otros. Por supuesto que podría recurrir a su familia en busca de ayuda, pero por un motivo que cada vez se hace más obvio a lo largo de la historia, se niega mientras que pueda ser independiente de aquellos que le causaron tanto sufrimiento. Mori (Thorsteinn Bachmann) no ha publicado un libro en años. Ahoga sus poemas y lamentaciones en alcohol, recluido del mundo, perdido en sus recuerdos. Solo a través de la escritura y de su encuentro con Eik y su hija consigue volver al aquí y ahora. Sölvi (Thor Kristjansson) se encuentra en medio de un gran cambio en su carrera. Tras una gloriosa trayectoria profesional, se convierte en agente inmobiliario y descubre, bajo la atenta mirada de su amada esposa, qué ocurre a puerta cerrada de los ricos y pudientes.

A través de estos tres personajes, que se encuentran tan cerca y a la vez tan lejos en la resguardada ciudad de Reykjavik, La vida en una pecera aborda numerosos temas que suenan con fuerza en la sociedad actual: la crisis económica y la bancarrota colectiva causadas por la histeria de unos cuantos, la codicia de propiedades de la globalizada élite, la habilidad de los seres humanos para dejar pasar las segundas oportunidades que da la vida, la carga de los secretos familiares y el desconocimiento de nuestros seres queridos, la distancia y despersonalización de personas que sin embargo se topan las unas con las otras cada día, la vulnerabilidad de la unidad familiar y el aislamiento de las familias monoparentales.

En este sentido, La vida en una pecera, es una película global, la suma de sus tres líneas narrativas que chocan y se mezclan, lo que permite echar un vistazo a diversos aspectos de la sociedad contemporánea y construye puentes inverosímiles.

La vida en una pecera ha disfrutado de un gran éxito en Islandia, donde acaparó las taquillas en 2012. Ha ganado 12 premios Edda, el equivalente islandés de los Oscar, sobre todo por Bachmann e Hilmar. También ha conseguido el premio a Mejor película y Mejor director por Baldvin Zophoníasson, quien, a pesar de no contar con una amplia carrera a sus espaldas (La vida en una pecera es su segunda película), se está convirtiendo en una pieza fundamental del cines islandés.

Fuente: Cineuropa

La vida en una pecera – Trailer:

jueves, 24 de noviembre de 2016, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube