Pop Redemption: rock satánico y la crisis de los treinta

Las nueve películas de la colección Walk this way de Comedias Francesas, contienen situaciones tan diversas como cómicas, y tocan temas como la inmigración portuguesa, la hipocondría, la vida en la ciudad, los placeres de la infancia… Pop Redemption no es una excepción. El primer largometraje de Martin Le Gall es una mezcla entre buddy movie, road movie, comedia costumbrista, musical y rock satánico con un toque de pop comercial y alusión a los Beatles.

La historia, escrita por Mark Eacersall, Alexander Astier y Le Gall, se centra en cuatro hombres, amigos desde que eran jóvenes. Alex, JP, Pascal y Erik son los Dead MaKabés (los Cuerpos Muertos) y tocan en festivales de verano en sitios remotos de Europa. Este año, reciben una llamada a última hora para hacer una sustitución en Hellfest, uno de los festivales de heavy metal europeos más reconocidos, que se celebra por primera vez en Francia. Sin embargo, el que ha sido su sueño durante muchos años, está al borde de convertirse en su peor pesadilla: tres de ellos están en plena crisis de los treinta, demasiado ocupados con sus mujeres y niños como para dedicar tiempo a su banda de antaño. Para colmo, tras la accidental muerte de un encargado de discoteca, la pandilla tiene que hacerse pasar por una banda de pop psicodélico, género que detestan, en la Fiesta de la Fresa al sudoeste de Francia… ¿Puede que el pop sea su manera de redimirse?

En el casting, el director junta al cantante Julien Doré, ganador del concurso The New Star (puedes ver la actuación ganadora aquí), Grégory Gadebois, ganador del César al mejor actor revelación en 2012 por El amor de Tony, el cómico Jonathan Cohen, Yacine Belhousse (serie de televisión Bref., Les Invincibles), Audrey Fleurot (Intocable), Alexandre Astier (el director, escritor y actor de la aclamada serie fancesa Kaamelott) y Delia Espinat-Dief.

La música, clave en Pop Redemption, está compuesta por Franck Lebon y el dúo Steeve Petit y Karim Attoumane, de Zuulu FX, una de las bandas líderes en el panorama del heavy metal francés. El dúo también ayudó a los actores a meterse en el papel de “metaleros”. Parte de la película se rodó en Hellfest, frente a un público de 17.000 asistentes, justo antes de la actuación de Guns N’Roses.

Después de la versión teatral en verano de 2013 y el lanzamiento de la película en el Festival de Aubagne y el Festival de la Comedia de Alpe d’Huez el mismo año, Pop Redemption, acercará su metal a 12 países a partir del 1 de septiembre: Dinamarca, Suecia, Gran Bretaña, Italia, Noruega, Irlanda, Polonia, Turquía, República Checa, Eslovaquia, Finlandia y Hungría. 

martes, 22 de septiembre de 2015, de Cineuropa

facebook

twitter

youtube