King Curling , una comedia noruega popular y completamente estrafalaria

Para su primer largometraje, King Curling, el director noruego Ole Endresen ha abordado el tema del inusual deporte olímpico de curling, que ha sido popular en Noruega desde 2012, cuando el equipo nacional obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Truls Paulsen (cuyo nombre es un juego de palabras con el nombre verdadero del campeón noruego de curling Pål Trulsen, interpretado por Atle Antonsen) es un campeón de curling. Su sentido de la precisión y el detalle lo convirtieron en un ganador casi imbatible. Pero algunos rasgos de su personalidad terminaron con su éxito: afectado por un trastorno obsesivo-compulsivo, se le prohibió a Truls participar en competencias o tener contactos con sus viejos compañeros de equipo, y fue internado en un psiquiátrico luego de perder el control sobre hielo. Habiendo pasado muchos años en un hospital psiquiátrico,Truls intentará regresar al deporte para lograr que su viejo entrenador, Gordon (Ingar Helge Gimle), que está muy enfermo, pueda tener una operación cara… Pero no contaba con su esposa y cuidadora Sigrid (Linn Skåber), que también sufre de obsesiones -con el color rosa y con su perrito travieso- o con su adversario de muchos años, el peludo Stefan Ravndal (Kåre Conradi).

King Curling es una curiosa mezcla de un grupo de personajes que son tan locos y coloridos como los escenarios de la película y el deporte de alta precisión llamado curling. "Es muy divertido ver como los participantes juegan y se concentran con tanta seriedad -como si fuera rugby o algo realmente difícil, cuando se trata solamente de deslizar una piedra sobre el hielo", dice el director al analizar su película, una heredera nórdica de las comedias deporte americanas como Cool Runnings y Blades of Glory.

Esta película inusual, que ha sido tremendamente popular en Escandinavia, ya ha sido un éxito más allá de sus fronteras: “King Curling es casi como si Wes Anderson hubiese dirigido Dodgeball como un homenaje a los hermanos Coen y con la supervisión de Aki Kaurismäki. Una comedia divertidísima que puede resultar atractiva para muchos tipos de público y se divierte robando todos los clichés usuales de los filmes de deporte mientras incorpora una reflexión interesante sobre la locura", escribe La Presse (Canada).

Desde el 15 de octubre, se puede disfrutar de estos momentos de locura en Italia, España, Gran Bretaña, Bélgica, Irlanda, Holanda, Polonia, y Turquía. King Curling es una de las cinco películas en la Colección Escadinava de Walk this Way.

jueves, 26 de noviembre de 2015, de Cineuropa